Campaña para trasplante y donación logra cifra récord en captar donadores

Alcance. Sin concluir la promoción educativa que durará tres meses, las entidades observan un cambio en la población. Lista. Más de 200 personas esperan por alguien que done órganos.

Por: Dayana Acosta
dacosta@eldia.com.do

SANTO DOMINGO.-Más de cien personas se inscribieron en el Instituto Nacional de Coordinación de Trasplante (Incort) para ser donantes voluntarios, en el primer mes de la campaña que realiza el periódico EL DÍA junto a esta entidad.

Esta cifra superó con creces la cantidad que recibían antes de la promoción educativa, la cual era de un promedio de una persona por día.

La campaña de educación y orientación sobre la importancia de la donación de órganos y trasplante está dirigida a la población e inició el pasado mes de abril y concluirá a finales de junio.

Cifras récords

Los datos del Instituto revelan que al finalizar la primera etapa de la campaña (abril), 103 personas se registraron para ser posibles donantes en un futuro. Esto significa que un promedio de cuatro personas por día llamaron o se apersonaron al Incort para hacerse donantes voluntarias.

Pero el mérito no es de ninguna de las entidades involucradas en la campaña, sino de las familias que decidieron donar los órganos y que gracias a ello,hoy muchos dan fe y testimonio de que los milagros y la solidaridad existen.

También corresponde a los que esperan su turno para ser trasplantados y que decidieron, al igual que aquellos que recibieron un órgano, contar su historia para que la gente comprenda que las enfermedades crónicas afectan al corazón, riñón, hígado, córnea, pulmón y otros órganos y tejidos.

Que los pacientes en lista de espera son lo más parecido a aquellos que reciben una bala perdida que se dispara al aire libre, simplemente les llega sin saber dirección, raza, credo o color de piel.

En algunos casos mata y en otros lesiona. Lo mismo ocurren con estas enfermedades, acaban con los órganos y su única alternativa es ser trasplantado de órgano (cadavérico o vivo).

Antes de las ocho de la mañana llega el primer grupo de 12 pacientes, que se dializan tres veces por semana en la unidad de diálisis del Centro Cardio-Neuro-Oftalmológico y Trasplante (Cecanot), ya que en vez de tener un riñón tienen una máquina.

Este aparato hace la función de ese órgano hasta que llegue un donador que sea compatibles con alguno de ellos.

Allí se forma un círculo donde cada paciente se sienta al lado de la máquina por espacio de cuatro horas. Mientras el tiempo pasa, ellos tratan de darse ánimo, conversan de todo un poco.

En una de las sillas está Nuria Molano, quien tiene ocho años esperando por un riñón.

Ya su fístula (la conexión quirúrgica de una arteria directamente a una vena), por donde se realiza la diálisis, está deteriorada, si se daña podría terminar con su vida .

Para ella sus días están en una cuenta regresiva, ya que no podrán colocarle una nueva fístula, así que es urgente que la gente siga donando para que ella, al igual que otros, pueda encontrar un órgano tan vital como el riñón.

La diálisis en algunos les provoca sueño, en otros un agotamiento brutal; así que cuando acaban el proceso deben irse a acostar a la casa.

Mientras transcurren las horas y se grababan los videos que verán y que ya están circulando en las distintas plataformas y conversábamos con el grupo de diálisis, escuché decir a uno de ellos que: “el muerto no se gobierna pero tiene familia”.

A esta expresión añadieron, “por esa razón abogamos para que la gente se eduque sobre la importancia de la donación y trasplante de órganos”.

Justamente, de eso se trata esta campaña, de que la familia tenga conciencia y que en medio de ese proceso tan doloroso, como es la pérdida de la vida de un ser querido, puedan ayudar a otros.

Primera en recibir dos

Las personas que han sido sometidas al proceso de recibir un órgano ( se les denomina receptores) no tienen un letrero en la frente que les identifique como tales. Pero aprovechan cualquier espacio para crear conciencia.

Tal es el caso de Maritza Lucía Arias, quien fue trasplantada con dos órganos, un riñón y un hígado.

Hace cuatro años que eso ocurrió y hoy, cada vez que está en un grupo ella relata cómo la donación de una persona le ayudóa seguir “vivita y coleando”.

Luisa María Figari es otra de las personas que sobrevivieron gracias a que los familiares donaron los órganos de un ser querido y por eso hoy ella esta viva gracias al nuevo hígado que tiene.

Domingo Valerio es otro receptor, un hígado cuando estaba en fase terminal.

“Muchas personas mueren y se llevan consigo órganos que podrían salvar vidas. Por eso solicitamos a las familias que busquen orientación sobre este tema. Si a mí no me hubieran donado un órgano no lo estuviera contando”, relató Valerio.

Ahora lean la otra cara de la moneda. Imagínense ser hijo único, como es el caso de Pedro Lajara. Su madre, Emilia Lajara, falleció por un anurisma y él decidió, en medio de su dolor, donar cinco órganos de ella y hoy cinco personas pueden seguir adelante.

Stefany Moreno es otra de las personas que fue salvada gracias a la donación de un corazón.

Lo mismo ocurrió con Bruno Amparo Martínez, pero en este caso le trasplantaron tejido, es decir, una córnea, ya que estaba perdiendo la visión por completo.

Ramón Soto es otra de las personas que recibió ayuda gracias a que donaron, y expresa: “Yo me trasplanté en un hospital y a Dios las gracias que tenemos un sistema que nos ayuda a mantenernos vivo”

Olga Ivelisse le donó a su hija un riñón cuando ella apenas tenía 12 años, hoy esa joven tiene 18 años de edad.

La campaña

Programación

—1— Responsabilidad

El periódico EL DÍA, como parte de su responsabilidad social, junto al Incort, inició una campaña de tres meses.

—2— Objetivo

Sensibilizar a las personas a través de artes de prensa enfocados a resaltar las estadísticas en trasplante y donación de órganos, con mensajes como: “Podríamos salvar 7 vidas” y “Un año de diálisis cuesta 1.2 millones”.

—3— Comparte

A través de las redes sociales y otros canales podrán conocer el testimonio de persona entrando a www.eldia.com.do.

1,595 En once años.

El Incort captó esa población para ser donadora voluntaria. Si quieres unirte puedes llamar al 809-532-0066.

FUENTE:http://eldia.com.do

Carnet de Donante! ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

Twitter