“La muerte de mi niña no fue en vano: tengo el grandísimo consuelo de haber salvado a tres bebés”

Con las manos juntas a modo de rezo, en silencio y formando un pasillo de honor, enfermeros, médicos y trabajadores de un hospital de Nuevo León, México, expresaron su agradecimiento y su cariño a unos padres que, en los momentos más duros, tras ver cómo se apagaba la vida de su bebé, Alondra, en muerte cerebral, decidieron donar sus órganos. Con ello, han ayudado a salvar la vida de tres pequeños, y han lanzado al mundo un mensaje de concienciación desde el que reivindican la importancia de la donación de órganos.

PUBLICIDADLa imagen, desgarradora, está conmoviendo al mundo. Se produjo en los instantes más duros y dolorosos para unos padres que, desolados, vieron cómo se apagaba la vida de su bebé; una pequeña llamada Alondra. En un emotivo gesto de solidaridad, cariño, consuelo, apoyo y reconocimiento, enfermeros, médicos y otros trabajadores del hospital en el que se encontraban, en Nuevo León, México, rindieron un sentido homenaje a estos padres que, en medio del duelo, decidieron donar los órganos de su hija recién fallecida para con ellos intentar ayudar a salvar vidas de otros bebés que se encuentren atravesando las situaciones más difíciles.Formando un largo pasillo, a cada lado, el personal del hospital, con sus manos juntas a modo de rezo y en señal de agradecimiento, en silencio, pero dejando un gesto cargado de significado y emoción, cubrieron el recorrido de los padres desde el área de terapia intensiva hacia el quirófano.

“Soportábamos una tristeza que no les puedo explicar”

La propia Jenni Barraza, madre de la pequeña, relataba lo sucedido en un conmovedor mensaje que suma miles de comentarios en Facebook, desde donde son multitud los que le agradecen su decisión y le acompañan en el sentimiento tras perder a su hija.“Ayer se firmó la muerte cerebral de mi hija Alondra. Probablemente ella se fue días antes. Yo le hablé y la besé hasta el último momento”, inicia, antes de explicar los motivos por los que se decide a publicar el mensaje:“Escribo porque sé que hubo mucha gente pendiente; gente que ayudó con sus oraciones y también económicamente. Sé que trascendió hasta gente que yo no conozco, por lo que pido que se extienda este mensaje. Tenía la ilusión de ir personalmente a agradecer con mi niña en brazos a cada persona por su ayuda”, escribe.“Ayer mi esposo y yo escoltamos a mi bebé, todavía en la cuna y respirando artificialmente, desde el área de terapia intensiva hasta el área de cirugíadonde Alondra pudo donar sus dos riñones y su hígado. En el camino al quirófano íbamos soportando una tristeza que no les puedo explicar. Saliendo del elevador, nos esperaba un pasillo muy largo lleno de enfermeros y enfermeras, médicos y demás personal del hospital haciendo “valla”, todos en silencio, todos con las manos juntas en señal de agradecimiento, todos visiblemente conmovidos. Dimos la vuelta y había todavía más gente. Nunca caminé más orgullosa y con mi cabeza en alto. Llegamos al quirófano y nos despedimos de mi niña hermosa. Llegó la hora de dejarla ir”, escribe.

Con la donación han ayudado a salvar a tres bebés

Además de constituir un ejemplo y un mensaje de concienciación para que todo el mundo se preste a ayudar a quienes más lo necesitan, su decisión ha traído esperanza para varias familias justo en el instante en que estaban a punto de perderla.“Tengo el grandísimo consuelo de haber ayudado a salvar a 3 bebés. La muerte de mi niña no fue en vano”, relata, orgullosa a pesar del dolor, antes de enfatizar su compromiso con la importancia de la donación de órganos:“Me encargaré en lo posible de que este testimonio pueda salvar más vidas. Una persona con muerte cerebral no puede irse directo al panteón. Hay familias sufriendo, hay madres en la agonía de la espera de un milagro, de una oportunidad.Para mí lo más difícil apenas comienza. Siempre estaré muy agradecida con quienes hicieron tanto por nosotros. Siempre honraremos a mi niña, que llevamos en cada paso. Fue un honor y un privilegio haber sido su mamá”, finaliza.

“Gracias por dejar un mensaje tan hermoso”

Con todo merecimiento y razón, su conmovedora publicación ha tenido miles de comentarios de respuesta en la que los usuarios, como hiciesen aquellos médicos y enfermeros en el pastillo del hospital, han querido expresar su agradecimiento y su cariño. Desde las redes sociales se multiplican los mensajes de reconocimiento para estos padres que, con su calor, intentanaliviar el dolor de la pérdida.“Soy enfermera y me gustaría decirle GRACIAS en nombre de todas aquellas personas que se encuentran en una lista de espera por un trasplante. GRACIAS INFINITAS, por el corazón tan hermoso que tienen usted y su familia. GRACIAS por hacer conciencia y dejar un mensaje tan hermoso a todo México. GRACIAS por el esfuerzo tan grande que significa para usted y su familia. GRACIAS por su noble corazón, muchas GRACIAS”, escribe una de las miles de personas que bendicen su gesto.

https://www.telecinco.es/informativos/sociedad/padres-donacion-organos-bebe-hija-muerta-pasillo-honor-enfermeros-medicos-hospital-nuevo-leon-mexico_0_2694825138.html
Carnet de Donante! ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter