La donación de órganos debe ser anónima, voluntaria, altruista y desinteresada

A diferencia de otras prácticas médicas, el trasplante requiere de la participación y del compromiso de la sociedad. La divulgación de datos personales atenta contra el espíritu de la donación de órganos. Se fundamenta tanto en el respeto a la intimidad, como en la prevención de posibles daños a las personas involucradas (donante, receptor y sus familias). ¡Donar órganos es salvar vidas!

Es importante saber:

1. ¿Qué es el trasplante de órganos?

Se trata del reemplazo de un órgano vital enfermo, si posibilidad de recuperación, por otro sano. Es un tratamiento médico indicado cuando toda otra alternativa para recuperar la salud del paciente se ha agotado, que sólo es posible gracias a la voluntad de las personas que dan su consentimiento para la donación.

2. Trasplantes solo son posibles mediante la donación

A diferencia de otras prácticas médicas, el trasplante requiere de la participación y del compromiso de la sociedad. Nuestro país cuenta con médicos de excelencia y con centros sanitarios adecuados, pero más allá de estas ventajas, el trasplante no sería posible sin la donación de órganos.

3. Confidencialidad

La confidencialidad de los datos tiene el propósito de preservar la credibilidad y confianza pública en la actividad de procuración y trasplante. La divulgación de datos personales atenta contra el espíritu de la donación de órganos, que es anónima, voluntaria, altruista y desinteresada, se fundamenta tanto en el respeto a la intimidad, como en la prevención de posibles daños a las personas involucradas (donante, familia del donante, receptor y familia del receptor).

Desde la familia del donante: para quien ha perdido un ser querido, el inicio del proceso de duelo es determinante. En algunos casos, la donación y el trasplante pueden generar fantasías en relación a la prolongación de la vida del donante en el receptor.

Es por ello que, difundir, facilitar y alentar la relación con los receptores puede interferir en el duelo y generar vínculos basados en la negación de la muerte.

Desde el trasplantado y su familia: en el proceso de asimilación del órgano recibido, podrían surgir sentimientos de culpa por la muerte del donante y fantasías ligadas a la identidad del donante. Estos sentimientos pueden traer aparejada la sensación de «deuda» y de angustia por no saber cómo compensar a la familia del donante.

Por todo esto, aunque se tengan los datos, no se debería difundir la identidad de donantes y receptores.

4. ¿Cómo hacerse donante de órganos?

Para ello, se debe completar un formulario: http://incort.jesusfrancisco.com/gob/hazte-donante/

La persona que decide hacerse donante recibe un carnet que certifica su voluntad, y debe hablar con sus familiares y comunicarle su deseo de donar.

Fuente: Incucai.
http://www.ppn.com.py/html/noticias/noticia-ver.asp?id=146618&desc=La-donacion-de-organos-debe-ser-anonima-voluntaria-altruista-y-desinteresada

Carnet de Donante! ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

Twitter